Día 4

Etapa #4: Molí  – Fórnols – Adraén – El Ges – Cerc – La Seu – Cerc – Ansovell – Arsèguel – Cal Roig1407 Volta Cadi eBTT Etapa 4

Hoy es Jueves. Hemos pasado una segunda noche en el Molí de Fórnols.

Después de un buen desayuno, limpiamos, hinchamos y engrasamos las bicis. La rueda de atrás de la bici verde había perdido bastante presión, y al hincharla vuelve a escaparse aire. Tengo que salir a dar unas vueltas un rato para sellar. Dejo la rueda de atrás un poco baja, con lo cual, hoy voy a gastar más batería.

Hoy tenemos planificada una etapa larga, quizás tan larga y dura como la etapa del segundo día, desde el Molí de Fórnols hasta Santa Eugènia, que está entre Martinet y Bellver de Cerdanya. Son unos 70Km, 3 puertos de montaña y casi 2.000 metros de desnivel positivo. Está claro que necesitaremos una parada larga para cargar baterías, cuando hayamos subido al menos, 800 metros.

Después de colocar todo en las alforjas y de hacer algunas fotos, cuando salimos son ya las 11:30, y hemos olvidado ponernos un poco de crema protectora para el sol…

A pleno sol, iniciamos el ascenso hacia el pueblo de Fórnols, por la pista. Son 5 Km y unos 300m de desnivel. Yo voy delante, y a mitad camino oigo que Marta me llama gritando. Tiene un problema con su bicicleta. Doy media vuelta y voy hacia donde está ella. Está parada a un lado del camino, debajo de un pequeño árbol que da un poco de sombra, y veo lo nunca visto: la rueda de la bicicleta roja se ha deformado en forma de ocho y ha quedado clavada contra la horquilla. Afortunadamente parece que lo que se ha deformado no es la llanta, sino la cubierta. Deshinchamos la rueda y entonces comprobamos que la llanta está bien. Entonces hinchamos nuevamente la rueda, y vemos que a medida que vamos hinchando, la cubierta se va deformando. Con muy poca presión ya empieza a rozar con la horquilla.

La rueda delantera se ha deformado como un ocho

La rueda delantera se ha deformado como un ocho

Un coche se para y muy amablemente nos ofrece ayuda. Es una persona que hemos visto por el Molí de Fórnols. Su marido está en La Seu, y quizás nos puede traer una cubierta por la tarde. También nos ofrece subirnos la bicicleta hasta el pueblo de Fórnols, con el coche. Nos quedamos por su móvil por si acaso, pero decidimos deshinchar la rueda (mucho) hasta el punto que ya no roza con la horquilla, y decidimos acabar la subida por la pista hasta el pueblo de Fórnols. En Fórnols, bajo una sombra, decidiremos qué hacer.

Lentamente y sin forzar la bici roja, llegamos a Fórnols y buscamos una sombra. La fuente que está muy cerca de la entrada del pueblo es perfecta para aparcar las bicis y refrescarnos un poco. Allí intentamos atar unas pequeñas bridas de plástico que llevamos, alrededor de la zona de cubierta deformada, pero éstas son demasiado cortas, y juntando dos bridas, se rompen. Vemos que nosotros no podemos arreglarlo.

Decidimos continuar a La Seu d´Urgell con la rueda muy deshinchada, para buscar allí un taller de bicicletas. Desde Fórnols a La Seu son unos 30 Km, todo de carretera, y afortunadamente, con muy poco tráfico. Marta va casi sin presión en la rueda delantera. Suerte que ella pesa bastante menos que yo, pero hay que quitarle todo el estrés posible a la rueda delantera de su bicicleta. La subida no es tan problemática, pero en la bajada hay que ir muy lento, sin plegar y sin tocar el freno delantero.

Así, a las 13:45 llegamos a La Seu, y tenemos mucha suerte, porque casi todos los comercios están cerrados, pero una pequeña tienda de bicicletas está abierta, y además tiene cubiertas tubuless! Nos cambia la cubierta, pero no la puede llantar porque necesita mucha presión, y el compresor no lo tiene en la tienda en este momento. Nos dice que se va a comer y que la tendrá lista para las 15:30.

Con el incidente de hoy, la etapa se ha complicado mucho. Va a ser muy difícil llegar a nuestro destino antes del anochecer, porque vamos a hacer 20Km de más, bajando/subiendo 300 metros extra. Está claro que si queremos intentarlo, necesitamos recargar las baterías al 100%.

Entonces, nos vamos con la bicicleta verde y la batería de la roja, a comer a un restaurante próximo, donde recargamos las baterías. Con unos 700 metros de desnivel positivo que llevamos en el día de hoy, las dos baterías están con 3 rayitas. En 1h y 50m, tenemos las dos baterías recargadas al 100%. y nos vamos a buscar la bici roja, que ya está perfecta.

Hacia las 16:30, con un calor espantoso, y yo sin crema protectora para el sol, salimos de La Seu, y iniciamos el ascenso por la cara norte del Cadí. Tenemos que superar dos puertos importantes, primero subir 900 metros, y después otro de 600 metros.

20140717_184413

20140717_190307Pero el camino para superar el primer puerto no hace más que empeorar. Primero carretera, después pista, y después un sendero para expertos en BTT. Tenemos que bajarnos a menudo de las bicis, para cruzar un riachuelo, una pedrera, etc. Durante bastantes Km, las hierbas hacen que no veamos el camino. Parece que por allí no ha pasado nunca nadie! No sabemos dónde estamos poniendo la rueda de delante: barro, piedras, ramas, etc.

Cuando empujando la bicicleta, estamos cruzando la enorme pedrera del Cadí, decidimos que va a ser imposible acabar la etapa prevista para el día de hoy. Aprovechando que mi teléfono tiene cobertura, llamo a la casa rural  Els Torrents, en Santa Eugènia, que teníamos reservada para esta noche. Les explico que no podemos llegar hoy y muy amablemente acceden a cambiarnos la reserva para el día siguiente. Además les va bien porque esta noche íbamos a estar solos, y tenían que preparar cena sólo para nosotros.

20140717_20073320140717_201426Ahora se trata de buscar sitio para dormir, en el siguiente pueblo que encontraremos, que es Ansovell. Primero pasamos por el santuario de Boscalt, con magníficas vistas a la cara norte del Cadí. Pero allí hay un montón de vacas, y varias están sueltas en medio del camino. A diferencia de otras, estas tienen los cuernos grandes y muy afilados (no se los han cortado). Acercándonos hacia ellas, hacen un movimiento de sobresalto, que no queda claro si es de miedo o de agresividad. En cualquier caso, las vacas permanecen inmóviles, en medio del camino. No sabemos que hacer. Aquí tomamos estrategias diferentes. Yo paso lentamente por el lado de las vacas, montado en la bicicleta, pero con el  modo Turbo (nivel de máxima ayuda) por si súbitamente tengo que acelerar y salir corriendo. Marta pasa andando, por el lado de las vacas. Las dos estrategias han funcionado. Las vacas nos miran pero no nos atacan ni nos persiguen!

Bajando hacia Ansovell nos encontramos a una persona que parece un pastor, y le preguntamos si hay sitio para dormir en el pueblo. Nos dice que no, que solo hay una casa rural y que ya la ha ocupado una familia. Tenemos que seguir bajando hacia Arsèguel. En Arsèguel, hay un hotel que tiene muy buena pinta, pero a pesar de ser ya la segunda quincena de Julio, está totalmente cerrado. Preguntamos a una persona, y nos dice que también hay una casa que tiene algunas habitaciones, pero que justo hoy se ha ocupado al 100%. La única alternativa es seguir bajando hasta la carretera general que va de La Seu d’ Urgell a Puigcerdà. A pié de carretera está Cal Roig, otra casa rural donde si tienen una habitación para nosotros.

Hemos llegado a Cal Roig, cuando ya empieza a anochecer, los dos, con dos rayitas de batería.

Al final han sido 68.9 Km y 1.704  metros de desnivel positivo, según el GPS. Cuatro horas y media pedaleando, a una velocidad media de 15.8 Km/h según el controlador Bosch de la bici verde.

Día 5

 

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s